capsoft
Buscar
Español | Inglés

¿Qué es Ethereum y cómo funciona?

Creado en 2015, Ethereum es una plataforma digital que adopta la tecnología de cadena de bloques (blockchain) establecida por bitcoin y expande su uso a una gran variedad de aplicaciones. No debe confundirse con ether (la criptomoneda subyacente de la red) a la que habitualmente también se la denomina ethereum.

imagen

La plataforma Ethereum fue creada en 2015 por el programador Vitalik Buterin, con la perspectiva de crear un instrumento para aplicaciones descentralizadas y colaborativas. Ether (ETH) es un token que puede ser utilizado en transacciones que usen este software. Como bitcoin, ether existe como parte de un sistema financiero autónomo de pares, libre de intervención gubernamental. También como bitcoin, el valor de ether se ha disparado en un corto periodo de tiempo.

En enero de 2016, ether cotizaba alrededor de 1$. En septiembre de 2017, este precio estaba a más de 290$ -aunque su valor se ha demostrado que es volátil, con fluctuaciones frecuentes en el intradía. Por tanto, aunque esta no sea más que una entre cientos de criptomonedas, es también una de las pocas que tienen una capitalización de mercado significativa, junto a sus dos grandes rivales, bitcoin y bitcoin cash.

¿Cómo funciona ether?

Ether, como otras criptomonedas, utiliza un libro digital compartido donde se registran todas las transacciones. Es de acceso público, completamente transparente y muy difícil de modificar a posteriori.

Esto se denomina blockchain o cadena de bloques, y se construye a través del proceso de minería.

Los mineros son los responsables de verificar grupos de transacciones de ether para formar "bloques" y codificarlos resolviendo complejos algoritmos. Estos algoritmos pueden ser a su vez más o menos difíciles, como forma de mantener cierta constancia en el tiempo de procesamiento de los bloques (alrededor de uno cada 14 segundos). 

Los nuevos bloques se enlazan entonces a la cadena de bloques anterior y el minero en cuestión recibe una recompensa, es decir, un número fijo de tokens de ether. Normalmente son 5 unidades de ether, aunque esta cifra puede verse reducida si la criptomoneda continúa subiendo. 

El minero agrupa transacciones de criptomoneda nuevas en un "bloque".

El bloque se codifica y se vincula a la cadena de bloques o blockchain existente.

El minero obtiene su recompensa, que puede inyectar directamente de nuevo en el mercado.

¿Cómo funciona Ethereum?

El blockchain de Ethereum es muy similar al de bitcoin, pero su lenguaje de programación le permite a los desarrolladores crear software a través del cual gestionar las transacciones y automatizar ciertos resultados. Este software se conoce como contrato inteligente.

Si un contrato tradicional describe los términos de una relación, un contrato inteligente se asegura de que esos términos se cumplan escribiéndolos en código. Son programas que automáticamente ejecutan el contrato una vez que las condiciones predefinidas se cumplen, eliminando el retraso y el coste que existe al ejecutar un acuerdo de manera manual. 

Por poner un ejemplo sencillo, un usuario de Ethereum podría crear un contrato inteligente para enviar una cantidad establecida de ether a un amigo en una fecha determinada. Escribirían este código en la cadena de bloques y cuando el contrato se complete (es decir, cuando se alcance la fecha acordada) los ether se enviarán automáticamente.

Un número fijo de usuarios anónimos acuerdan unos términos y el contrato se codifica dentro de la cadena de bloques.

El evento desencadenante se produce y el contrato se cumple.

Los términos del acuerdo se ejecutan entonces entre las partes correspondientes.

Esta idea básica puede aplicarse a configuraciones más complejas, siendo su potencial probablemente ilimitado, con proyectos que ya han logrado un notable progreso en sectores como seguros, inmobiliarias, servicios financieros, servicios legales y micromecenazgo.

Los contratos inteligentes también poseen varios beneficios adicionales:

Eliminan la figura del intermediario, ofreciendo al usuario control total y minimizando los costes extra

Se registran, encriptan y duplican en la cadena de bloques pública, donde todos los usuarios pueden ver la actividad del mercado

Eliminan el tiempo y el esfuerzo requerido en procesos manuales

Por supuesto, los contratos inteligentes son todavía un sistema muy nuevo con muchos detalles que pulir. El código se traduce literalmente, por lo que cualquier error durante la creación del contrato podría provocar resultados no deseados que no pueden modificarse. 

NOTICIAS

Normativa GDPR: 30% de las empresas europeas no cumplen la norma

Un año después de la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos europeo, las empresas de la región todavía no se han adaptado a sus exigencias. Esto supone un gran riesgo de incurrir en multas severas por parte de las autoridades, además de una pérdida de confianza por parte de los clientes.

PRESUPUESTO

Solicite online un presupuesto estimativo de su sitio web. A la brevedad usted recibirá una respuesta de nuestros ejecutivos de ventas.


Logo Logo Logo Logo
Logo Logo Logo Logo
Logo Logo Logo Logo
Logo Logo Logo Logo
Logo Logo Logo Logo
Logo Logo Logo Logo
Logo Logo Logo Logo
Logo Logo Logo Logo
Logo Logo Logo